El pasado sábado los cazadores que se encontraban en un monte cercano a la localidad asturiana de Bustio - conocido como La Franca- no daban crédito a lo que estaban viendo sus ojos. Se trataba de un animal enorme. Los perros no conseguían savcarlo de su encame, hasta que entraron a la pelea tres canes de agarre.

El jabalí finalmente abandonó su scondite, ni si antes mandar al veterinario a tres perros. Al salir hacia los puestos se encontró frente a frente con Juanjo Andreu quien, armado disparó dos veces sobre el animal, logrando abatirlo.

La cuadrilla de Andreju atónita ante la envergadura que este acababa de abatir decidió llevarlo a una fábrica cercana en la que hay una báscula para ver el peso del animal. Este arrojo un peso de nada mas y nada menos de ¡¡ 185 kilos !!.

VAYA BESTIA!!!