La pitón birmana es una de las grandes amenazas para las especies animales de Florida, es una especie invasora. Estudios recientes han demostrado que pueden llegar a ingerir un animal de un peso mayor al suyo.

Mientras se encontraban buscando pitones en el Parque Estatal Collier Seminole, un grupo de biólogos que trabajan en temas relacionados con la conservación en el sur de Florida y los gestores del terreno hicieron un sorprendente hallazgo: vieron cómo una pitón birmana de casi 3,5 metros había devorado una cría de ciervo que pesaba más que el reptil.

Este descubrimiento ha supuesto un hito ya que se ha convertido en el mayor ratio entre el peso de un depredador y su presa hasta la fecha

La serpiente pesaba aproximadamente 14 kilos y el ciervo 15, tal y como ha explicado Ian Bartoszek, coordinador del equipo investigador. El científico ha calificado el hallazgo de «surrealista». «Este descubrimiento nos ha mostrado de lo que es capaz de hacer este animal», ha declarado el jefe del equipo.