Dos cazadores han encontrado casualmente estos dos animales con las cuernas entrelazadas. Un alambre de espino impide que puedan liberarse y ante la presencia de estos hombres comienzan a ponerse aún más nerviosos. 

Con la ayuda tan sólo de unos alicates y un buen puñado de agallas, estos dos tipos intentan amarrar a los cérvidos que no cesan en su empeño de liberarse. En una de las primeras estampidas, a punto está uno de los animales de «cornear» a un cazador. Sin embargo el peligro que sabe que corre, no va a detenerles. 

De no haber sido por los cazadores, posiblemente hubieran perecido. Finalmente, consiguen no con poca destreza, liberar a uno de ellos. Hacen ahora lo mismo con el otro, se antoja aún más difícil, si bien el agotamiento del animal les permite acercarse una vez más y conseguir que marche libre. 

Ver video:https://www.facebook.com/farmerlife1/videos/2112366212368411/