Un vídeo en el que se puede ver a un macho de perdiz encelado cantando en la barra de un bar mientras cazador y quien graba las imágenes lo admiran, corre como la pólvora a través de los teléfonos móviles de los cazadores.

Aunque ya hace algunos años pudimos ver a otro macho de perdiz junto a su dueño en una situación muy parecida, este se muestra encima de la barra engallada mientras su dueño le dice: «Venga, pistonea». El hombre, quien suponemos que es el dueño y que lo acaricia mientras remueve un café, anima al pájaro a mostrar sus virtudes.

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento
Producto añadido a lista de deseos
Consentimiento de cookies